Hipnosis Clínica

Actualmente la hipnosis está científicamente legitimada como una forma novedosa de método terapéutico. Se basa en la capacidad humana de ensimismarse y dirigir la atención hacia dentro, es un estado natural que todos hemos experimentado cuando estamos concentrados, que nos hace más capaces de gestionar nuestras reacciones en la realidad que nos rodea.

Estudios científicos recientes con neuro-imagen reconocen la especificidad de la actividad cerebral en el estado hipnótico. La Clínica Mayo de Nueva York reconoce la eficacia de la hipnosis como coadyuvante en tratamientos médicos.

 

La hipnosis ericksoniana

Milton_Erickson

“Y entonces lo que necesita es tratar de hacer algo que induzca un cambio en el paciente…cualquier cambio pequeño, porque el paciente quiere un cambio, aunque sea pequeño, y lo aceptará como un cambio…Lo aceptará como un cambio y después seguirá ese cambio, y el cambio se desarrollará en concordancia con sus propias necesidades… es como hacer rodar una bola de nieve por la ladera de una montaña. Empieza siendo pequeña, pero a medida que desciende su tamaño aumenta cada vez más… y se convierte en una avalancha que se adecúa a la forma de la montaña…” Milton H. Erickson.

El Dr. Milton H. Erickson (1901-1980) fue el psiquiatra estadounidense que incorporó la hipnosis a la práctica de la psicoterapia. Lo hizo de forma original, renunciando a la posición de “poder” del hipnotizador y devolviendo la autonomía al cliente.

Partiendo de la conversación, o usando un lenguaje metafórico y anécdotas, el terapeuta presenta sugestiones y mensajes indirectos. La hipnosis se produce a veces de forma espontánea, sin necesidad de inducir un trance formal.

  • Es una forma flexible de focalizar la atención en los propios recursos creativos para resolver problemas.
  • El objetivo es activar sensaciones de capacidad de regular los parámetros fisiológicos conduciendo a su ralentización, para así estimular el uso de visualizaciones que serán la llave de acceso para manejar los temores.
  • El cliente no pierde la conciencia ni actúa en contra de su voluntad.
  • Se adquiere una herramienta para conseguir tus objetivos: la auto-hipnosis.
  • No se buscan explicaciones ni interpretar los síntomas, sino promover la motivación de cambio.
  • Los tratamientos son breves y consiguen resultados favorables con rapidez.
  • Se aplica para conseguir beneficios en niños, adolescentes, adultos y personas mayores.
  • Consigue cambios positivos y duraderos.